¿ Por qué no aprendo inglés?

Existen, básicamente, tres perfiles de alumnos: los que estudian inglés por obligación, los que quieren llegar a un objetivo a corto plazo (en general, algún título) y los que quieren aprender el idioma para mantenerlo (por trabajo, por viajes, por placer…). Voy a dejar de un lado los dos primeros grupos y me centraré en el último, que es en el que me encuentro más veces con la pregunta «Teacher, ¿y por qué no aprendo inglés?». Este artículo va también dirigido a los estudiantes de cualquier otro idioma; he puesto inglés porque es el idioma extranjero que enseño yo y que más «adeptos» tiene.

Primer momento clave: estabilización.

El aprendizaje de un idioma (en realidad, cualquier aprendizaje) es irregular. Al principio, la motivación es máxima, puesto que pasamos de no saber nada a saber algo y, claro, en comparación, parece que el cambio es enorme. Eso hace que queramos aprender más y seguimos motivados durante un tiempo. Llega aquí el primer bache. Yo lo suelo ubicar en el nivel B1. Es cuando el aprendizaje deja de ser tan vertiginoso para estabilizarse. Aprendemos menos nuevas cosas porque necesitamos interiorizar todo lo aprendido hasta el momento; digamos que más o menos nos sabemos la teoría básica pero no la sabemos aplicar. También hay otro factor clave las «palabras pequeñas esas que salen por todas partes» (i.e. preposiciones, conjunciones, artículos, adverbios, etc.); los alumnos las suelen confundir y, como muchas no tienen una traducción estricta, se pierden, puesto que su aprendizaje aún pasa por la traducción.

Aquí empieza el aburrimiento y la sensación de no estar aprendiendo cosas nuevas. Independientemente de como de motivador sea el profesor (que es importante, claro está), todos más o menos pasamos por este bache. Algunos dejan el idioma en este punto.

Segundo momento clave: perfeccionamiento.

Si lográis superar el primer bache, seguiréis adelante hasta tener un nivel más o menos bueno del idioma. Podéis comunicaros y entendéis a las personas que hablan poco a poco o adaptando su conversación a un nivel no nativo. Pero seguís sin entender, por ejemplo, una película, una canción o las noticias. Seguís sin poder hablar de forma fluida de según qué temas. Y os da la sensación de que no avanzáis. Mucha gente se queda permanentemente en este punto.

Vale, pero ¿cómo supero los baches?

Primero, entendiendo que no siempre se aprende con la misma intensidad. Lo primordial entonces, que es lo que debería ser primordial siempre, es la inmersión lingüística. Pero inmersión lingüística no es ver una peli en versión original a la semana ni ir a un grupo de conversación dos veces al mes, es llevar el idioma al máximo de puntos de tu vida: todos los dispositivos y aplicaciones en inglés, la tele siempre que se pueda en inglés (ni que sea con subtítulos en español, pero el sonido en inglés), música en inglés, noticias en inglés, libros en inglés, amigos con quien hablar en inglés. Todo. A todas horas. No te guardes «la hora de inglés», hazlo siempre que puedas.

En este punto algunos de mis alumnos me replican con el «pero es que no entiendo nada, es que no puedo leer los subtítulos y ver la peli, no entiendo los artículos y me tiro una hora para leer cuatro líneas, no me expreso bien y para contar una historia me estoy la vida». Es verdad: al principio es un rollo, todos tenemos mucho trabajo siempre y andamos corriendo la mayor parte del tiempo. Pero os aseguro que si lográis hacerlo durante unos días, veréis como no resulta tan difícil. El problema es no tener el hábito. ¿O no acabamos muertos y sintiéndonos un poco inútiles los primeros días que vamos al gimnasio? Pues esto es lo mismo. Si no empezamos seguro que no mejoramos.

Algunos consejos para la inmersión.

  • Yendo a clases de inglés (sólo a clases de inglés) uno no va a aprender inglés a un alto nivel. ¿Cuántas horas dedicas a las clases? Dos a la semana? Tres? Cuatro? No es suficiente. Deberíamos dedicar cada día unas horas al idioma si realmente queremos sentir el cambio.
  • Tienes que crear una NECESIDAD de aprender. Busca el enlace entre tu pasión y el inglés. El inglés es un idioma muy extendido y difícilmente no encuentres algo que no esté en inglés. Macramé, coches, arte, muñecas de porcelana, series de animación, cómics. Seguro que encuentras tu cosa.
  • ¿No tienes tiempo? Seguro que sí. Dedicamos muchas horas muertas al móvil, que es un buen aliado para aprender idiomas (apps, redes sociales para aprender idiomas, amigos con quien practicar, vídeos de youtube, podcasts…). Otra opción es la radio, mientras paseas o vas en coche (hoy en día, muchos coches tienen la posibilidad de conectar el audio del móvil con bluetooth y así poder escuchar cualquier radio del mundo en tu coche).
  • No desesperes. Seguro que tendrás momentos de bajón. Busca alguien que te apoye, que esté en la misma situación, para poderos ayudar cuando uno de los dos no tenga ganas.
Comparteix:

2 comentarios en “¿ Por qué no aprendo inglés?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *